Mensaje de error

Notice: Undefined index: text_processing en _text_sanitize() (línea 321 de /wwwdata/webpregrado/www/modules/field/modules/text/text.module).

Ingeniería Mecatrónica

  • Alumnos que han realizado movilidad: 

     

     

     

     

     

     

     

    1

    Cortes Gutiérrez José Victorio

    213244537

     

    EUA

    2014 V

    2

    Josué Romo Aldana

    207747225

    U. N. Mayor de San Marcos

    Perú

    2014 B

    3

    Marco Antonio Cervantes Becerra

    207731744

    U. N. Mayor de San Marcos

    Perú

    2014 B

    4

    Álvaro Esquivel Venegas

    209504818

    Ohio Dominican University

    EUA

    2014 Invierno

    5

    Ariadna Mercedes Castellanos Sánchez

    208634696

    Georgia State University

    EUA

    2014 Invierno

    6

    José Refugio Márquez García

    302540908

    Roger Willliams University

    EUA

    2014 Invierno

    7

    Félix Alejandro Tonatiuh Gómez Briones

    211740847

    University of New México

    EUA

    EUA

    8

    José  de Jesús García Muñoz

    209466916

    Universidad de Zaragoza

    España

    2015 B

    9

    Ariadna Mercedes Castellanos Sánchez

    208634696

    Universidad de Talca

    Chile

    2015 B

    10

    Rodrigo Ramirez Trías

    212461224

    Universidad Nacional de Colombia

    Colombia

    2015 B

     

    Experiencias de alumnos que han realizado movilidad: 

    Mi nombre es Mabel Alejandra Jaquez, a la edad de 21 años he tenido la oportunidad de realizar una movilidad estudiantil a una universidad fuera de mi país. La movilidad tramité fue a la Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB), en Cartagena de Indias, Colombia. Ya que mi interés por realizarla tenía que ver con el deseo de poder conocer y vivir el significado de la carrera desde otros lugares, por así decirlo, lejanos a mí. La universidad era privada y bastante grande: edificios de hasta cuatro pisos, elevadores, biblioteca, gimnasio, cafetería, papelería, buenas instalaciones, etc.
     
    Con las clases pude observar tanto a alumnos como a maestros, dándome cuenta que la universidad contaba con maestros de calidad y alumnos que en su mayoría eran solidarios de ayudar unos a los otros formando un solo equipo. Trabajé bastante con Arduino, programación en MatLab, y el diseño de un cuadricóptero, entre otras cosas. Además de las materias que debía cursar de acuerdo por la carrera, también tenía la oportunidad de inscribirme a talleres de deportes o arte. Decidí asistir a 3 de ellos: taller de pre-coro (aunque admito que el canto no era mi fuerte), danza moderna y ajedrez.
     
    Respecto a la ciudad, para mí fue maravillosa, contaba con unas playas encantadoras y un centro histórico bastante conservado. Entre mis problemas de adaptación, primeramente estuvo el clima ya que el calor era bastante pero con los días me fui acostumbrando. Además la comida es muy buena, comen bastante plátano y arroz, aman la yuca (aunque no fue mi favorita), pero no comen picante, y como buena mexicana obviamente lo extrañé: extrañé sobre todo las botanas que a veces uno goza con limón y un poco de chile.
     
    De todo esto me queda una gran experiencia y una lección de vida. Esto porque, en primera instancia, es difícil llegar a un lugar del cual no conoces nada ni a nadie, aunque puedes investigar en internet, pero definitivamente no es lo mismo lo que se lee y lo que se vive. Mi primer día fue difícil: llegué al aeropuerto y,  de repente, estaba sola completamente sin saber qué pasaría. Si bien la universidad me recomendó un hotel pero debí contactar a algunos compañeros de UdeG y eso facilitó ubicar un sitio. Fueron varios cambios, desde el tipo de moneda hasta la manera de hablar; al principio dude que eso fuera español, ya que la gente hablaba demasiado rápido y omitía letras de cada palabra o bien, utilizaban otros términos, así que aprendí muchas palabras colombianas así como parte de sus costumbres.
     
    Debo decir que me alegra haber vivido lo que viví y debo agradecer y dar reconocimiento a mi centro universitario por el apoyo brindado: el pago del vuelo, que permitió esa aventura. También agradezco a ECOES-Santander, por haberme otorgado una beca por 50 mil pesos mexicanos para poder solventar mis gastos a lo largo de mi estancia en Colombia. Ampliamente recomiendo vivir experiencias como ésta, se aprende bastante y se desarrollan varias habilidades. Antes de realizar el viaje siempre es bueno investigar un poco acerca del lugar al que se viajará y al llegar, sólo queda lo que es vivir otra cultura. Algo que una vez me dijeron y es verdad fue: “Aquí no es México, aquí es Colombia”, así que vive, disfruta y piensa como tal; en el lugar que estés siempre recuerda que el que mejor se adapta, mejor disfruta.